The News Paper

¡Información a tu medida!

Sucesos

Venezolanos acusados en EEUU de contrabando de oro se declaran no culpables

Los venezolanos Víctor Fossi Grieco y Jean Carlos Sánchez Rojas, detenidos el mes pasado a su llegada a Fort Lauderdale (Florida) con un cargamento de lingotes de oro valorado en 5 millones de dólares, se declararon este jueves no culpables ante una juez federal de Florida, según el acta judicial.

El alijo de oro, con un peso de 230 libras (más de 104 kilogramos), según documentos judiciales, estaba oculto en el morro de un avión privado pilotado por Fossi en el que ambos llegaron el 20 de septiembre a un aeropuerto ejecutivo de Fort Lauderdale, al norte de Miami.

En su presentación en los tribunales de Fort Lauderdale ante la jueza federal Lurana Snow, Fossi Grieco y Sánchez Rojas se mostraron tranquilos e incluso saludaron a algunos visitantes, según Noticias Telemundo.

El documento judicial que recoge el resultado de la audiencia de hoy tan solo indica que hubo declaraciones de no culpabilidad y una solicitud de juicio con jurado.

A fines de septiembre un juez de Fort Lauderdale les impuso una fianza de 200.000 dólares, 100.000 para cada uno, pero el abogado de Sánchez Rojas advirtió de que ambos tenían casos pendientes de migración, por lo que posiblemente quedarían en prisión, según informó entonces CNN en Español.

El cargamento de oro fue hallado por los agentes del organismo de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) que examinaron la aeronave a su llegada al aeropuerto ejecutivo de Fort Lauderdale.

Los agentes descubrieron unos remaches sueltos en el compartimento de la nariz del avión y, al abrirlo, encontraron los lingotes de oro, señala el documento judicial.

Al ser interrogado, Sánchez Rojas reconoció que sabía del cargamento de oro en el avión, que lo había adquirido de distintas fuentes en Venezuela y que viajó a Estados Unidos con la intención de venderlo, señala la denuncia criminal.

Fossi Grieco, por su parte, declaró que había conocido a varias personas en Venezuela que le entregaron el oro y que él lo había ocultado en el compartimento de la nariz del avión.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *